Archivo para la categoría Xavier Dolan

J’ai tué ma mère y Les amours imaginaires, de Xavier Dolan

Cuenta la leyenda que hay un canadiense que con menos de veintiún años ha escrito, dirigido, protagonizado, producido y diseñado el vestuario de dos películas. Al parecer, las dos se presentaron en una sección paralela de el festival de Cannes (2009 y 2010). Las dos han sido nominadas a mejor película extranjera en los premios César (los Goya franceses, según los periodistas españoles). Y la primera, titulada J’ai tué ma mère (Yo maté a mi madre) fue seleccionada por Canadá para representar al país en los Oscar. No sé los premios que ha ganado. Hoy en día todas las películas vienen con premio.

El guionista, escritor, director, actor protagonista, productor y diseñador de vestuario es Xavier Dolan.

Armado de valor, he visto los dos títulos seguidos, en estricto orden cronológico. J’ai tué ma mère y Les amours imaginaires (Los amores imaginarios, Heartbeats en la versión inglesa). Supongo que ninguna de las dos se ha estrenado en España. Tienen su punto.

No se puede negar que ambas tienen un estilo muy potente, fundamentado en elementos muy definidos. A saber: planos fijos, encuadres planos, cuidado del color en la iluminación y el vestuario, banda sonora machacona, primerísimos planos a cámara lenta, metáforas visuales más o menos obvias y una línea argumental peligrosamente sencilla. Influido a partes iguales por el plano-en-la-nuca-Van-Sant y por las faldas vintage de Wong Kar Wai.

La ópera prima (maté.madre) es una mierda. Egocentrismo adolescente. Citas sobreimpresas en un flequillo en blanco y negro. También muchas muchas muchas discusiones. Chico de 16 se lleva mal con su madre. Y es gay. Ésta dicen que es la buena.

Su segundo largo (amores.imaginarios) es más plástico. Trata de la atracción que sienten Dolan y una chica hacia un rubio seductor. La realidad y el deseo. El humo del tabaco. Lenta. Lírica, a veces. Y a ratos, confusa. Hay muchos menos gritos que en la anterior. En mi casa lo prefieren así.

Seducir es la única forma de triunfar.

Canadá. A cualquier cosa le llaman hablar francés.

Anuncios

, , , , , ,

Deja un comentario