Archivo para la categoría Mark Romanek

Never let me go, de Mark Romanek

Nunca me abandones

Never let me go (Nunca me abandones) es una película tremendamente triste. Impecablemente bien rodada, un ejemplo de elegancia visual. A medio camino entre el género romántico y la ciencia ficción, se ha conseguido afortunadamente  un resultado ajeno a ambos géneros.

Es este término medio lo que impide que esta película no termine triunfando entre ningún sector del público. Es un poco lenta y demasiado pesimista para la adoración adolescente. La crítica dirá que carece de intensidad y frescura, que es un producto frío y poco arriesgado. Y el espectador fiel a la ciencia ficción echará de menos las fantasías futuristas, la verosimilitud de la distopía. Justo por eso cuesta fiarse de alguien.

Con un reparto de altura, aunque algo irregular (I’m so sorry, Keira), se relata con delicadeza las relaciones entre tres personas a lo largo de su existencia. La vida de los protagonistas está sujeta a condiciones extraordinarias, sin parangón en la sociedad actual. El principal acierto es, por lo tanto, que el espectador consiga empatizar con los personajes bajo esta premisa. Porque si una cosa queda clara en la cinta es que, sea cual sea la situación a la que se somete a las personas, su manera de sentir oscila dentro de unos parámetros muy limitados. Como si pese a la infinidad de posibilidades, al final, terminásemos jugando siempre con unas pocas mismas cartas.

Se nota que el guión adapta una novela, pues algunas escenas están más cerca de la narrativa literaria que de la cinematográfica. Y no es redonda, claro. Pero no deja de ser un trago con mucha clase: sereno y bastante amargo.

York se pone blando.

Anuncios

, , ,

Deja un comentario