Archivo para la categoría Luchino Visconti

Il Gattopardo, de Luchino Visconti

Los Cines Verdi han tomado la fantástica iniciativa de patrocinar este blog a cambio de unas cuantas citas. Sociedad de Empresarios del Cine, aprendan. Cines Verdi. Cines Verdi. Cines Verdi. Madrid. Barcelona.

El viernes pasado re-estrenaron Il Gattopardo. En conmemoración del cientocincuentavo  centésimo quincuagésimo aniversario de la unificación italiana. Fecha clave donde las haya.

Visconti sabía hacer cine. Y por lo tanto, no hacía televisión. La diferencia más evidente entre TV y cine es el encuadre. La mayoría de los planos de Visconti son planos generales y medios. Ahora sólo se ven medios, cortos y planos detalle.

El Gatopardo es la cumbre de la estética cinematográfica. Cada escena es un cuadro. Es insuperable. Es tremendamente bello. Es ver.Nápoles.el.gatopardo.y.morir. Es un síndrome de Stendhal agudo.

Una vez dicho esto, York ha de reconocer que se aburrió. York no soporta las películas que duran tres horas y cuarto. Por mucho que cada fotograma sea un cuadro de Velázquez. York no soporta tres horas viendo cuadros de Velázquez.

Las doscientas escenas de bailes, cenas y diálogos sobre costumbres sociales le parecieron algo excesivas. De hecho, todo le pareció excesivo. Claudia Cardinale se mordía el labio excesivamente. Alain Delon era demasiado guapo. Burt Lancaster demasiado elegante. Los palacios de verano tenían demasiadas habitaciones.

Y terminó la película y York no supo qué pensar. Estaba aburrido. Aunque seducido.

A veces lo bueno de los clásicos no es verlos, sino haberlos visto.

Anuncios

, , , , ,

1 comentario