Archivo para la categoría La chica de la fábrica de cerillas

La chica de la fábrica de cerillas, de Aki Kaurismäki

El finés o idioma finlandés es una de las pocas lenguas europeas que no proceden del indoeuropeo. El director de cine Aki Kaurismäki es su máximo representante. En finés, muchas palabras latinas no tienen traducción. Es difícil encontrar sinónimos para términos como: alegría, diversión, delineante, entusiasmo, tulipán, felicidad…  En cambio, poseen una infinidad de vocablos distintos para expresar dolor, hastío, aflicción, aburrimiento, lentitud y depresión. Ver idiosincrasia del finés.

La chica de la fábrica de cerillas (Tulitikkutehtaan tyttö) es exactamente lo que se espera de Kaurismäki en particular y de toda Finlandia en general. Dura una hora y llamarlo largometraje da un poco de vergüenza. Es una historia minimalista, lenta y no necesariamente aburrida. Sólo hay que ir lo suficientemente mentalizado para superar la barrera cultural,  lo que en la traducción se pierde.

Nuestro redactor más racional afirma que nos encontramos ante una obra maestra absoluta. El diseñador que pone las cruces rosas, definió el mediometraje como una huella inmensa de cine que respira con un ritmo raro. Y el becario comentaba que el humor invisible que se desprende con envidiable sutileza es negro-negro-negro (x3).

A mí cuando me hablan de una chica en una fábrica de cerillas pienso en Stieg Larsson y todos esos libros que no leí Lars Von Trier y su emotional porn de Bailando en la oscuridad. Y a partir de ahora, cuando oiga algo sobre mujeres en fábricas también pensaré en esta pequeña obra de Kaurismaki. Que no se olvida. Y eso es mucho decir.

Rumores en el ejecutivo finlandés sostienen que Kaurismäki será nombrado próximamente presidente honorífico de la Comisión Nacional de Ocio y Fiestas.

Anuncios

, , , , ,

Deja un comentario